Qué le dijo Jesús a Marta hermana de Lázaro?

¿Cómo le dijo Jesús a Marta?

Pero Marta estaba ocupada con las tareas que tenían que ser hechas. Vino a él y le preguntó, “Señor, no te importa que mi hermana me ha dejado para hacer todo el trabajo yo sola? Dile que me ayude!” “Marta, Marta,” el Señor contestó, “estás preocupada y molesta por muchas cosas, pero sólo una cosa es necesaria.

¿Cuál fue la promesa que le hizo Jesús a Lázaro?

25 Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá: 26 y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás.

¿Cuál era el afan de Marta?

La historia se encuentra en Lucas 10:38-42. Escenas destacadas en que intervinieron fueron: el descontento de Marta (la mayor) hacia María (la pequeña) por estar demasiado atenta a las palabras de Jesús y descuidar las tareas domésticas; y posteriormente, su duelo por la muerte de Lázaro, a quien Jesús resucita.

¿Qué significa el nombre de Marta en la Biblia?

Su escritura en hebreo es מרתא, pronunciado Martâ (la vocal de la última sílaba es larga), y significa «señora». En acadio, Marta significa «hija».

¿Qué relación unía a Jesús con Lázaro y sus hermanas?

La gran amistad de Jesús con Lázaro y sus hermanas, ante el acontecimiento de la enfermedad y de la muerte de Lázaro, va a ser una ocasión para que los hombres vean y den gloria a Dios. … En la escena del encuentro de Jesús con las hermanas de Lázaro se dice que Lázaro es amigo de Jesús (cf. Jn 11, 1-45).

ES INTERESANTE:  Qué ocurre con los apóstoles después de la muerte de Jesús?

¿Que nos enseña Lucas 10 38 al 42?

Al sentarse a los pies de Jesús, María muestra que todo nuestro servicio debe estar cimentado en una relación personal y viva con Él. Seguir a Cristo significa imitar a Marta y María: ser generosos y amar a Dios. Estos aspectos se reafirman mutuamente, igual que la relación entre las dos hermanas.

¿Que nos enseña la resurrección de Lázaro?

De esta manera, se nos enseña que Jesús es solidario con nuestro dolor, porque Él es el Dios que llora con los que llora, el Dios que sufre con los que sufren, es el Dios solidario con los hombres. No creamos que este momento de dolor para todos nosotros, el Señor nos ha abandonado y es indiferente a lo que pasa.

Sínodo