Los alumnos y alumnas del programa de desarrollo motor pasaron un buen ratito en el taller de Cupcakes.

Risas, trabajo, sorpresa, ilusión… tanto del alumnado como de los profesionales que estuvimos con ellos.
De nuevo Juan Maria, de Hispania Café, demuestra que además de ser un gran profesional es una gran persona derrochando valores humanos: humildad, cercanía y solidario entre otros.
¡Que gran ratito pasaron nuestros alumnos del programa desarrollo motor en el taller de CupCakes!